Indemnización por cervicalgia

Desde hace años las lesiones cervicales se han convertido en el mayor motivo de discusión con las compañías de seguros.

Indemnización por accidente de tráfico con cervicalgia

Si has sufrido lesiones en el cuello en un siniestro y tienes que reclamar una indemnización por cervicalgia en accidente de tráfico, es casi seguro que tengas problemas con la aseguradora para que te paguen este tipo de daño.

Desde hace años las lesiones cervicales se han convertido en el mayor motivo de discusión con las compañías de seguros cuando se reclaman este tipo de perjuicios derivados de un siniestro.

El punto de partida es el aparente carácter leve de un daño en el cuello. Y es cierto que, en ocasiones, la víctima se recupera satisfactoriamente, si no tiene antecedentes por la misma patología y recibe un buen tratamiento rehabilitador.

Pero no hay dos casos iguales, y la realidad es que las lesiones cervicales, que afectan a la inmensa mayoría de las víctimas de un accidente de tráfico, pueden complicarse en muchos supuestos, o afectar de manera importante a un lesionado, dependiendo de sus antecedentes médicos, del tipo de siniestro, de su edad o incluso de la complexión física.

Las novedades introducidas en esta materia por el Baremo de Tráfico perjudican notablemente las reclamaciones de indemnización por cervicalgia, siendo ahora que el perjudicado va a tener que acreditar de manera mucho más exhaustiva el origen y alcance de esta lesión si quiere que la compañía de seguros la reconozca y la pague, para lo que ahora más que nunca va a necesitar de ayuda legal especializada.

Indemnización por accidente de tráfico con cervicalgia y lumbalgia

¿Qué es y cómo afecta a la víctima?

Para entenderlo de manera sencilla, la cervicalgia es un dolor en el cuello, asociado a otra serie de síntomas que varían de un lesionado a otro.

Todos sufrimos de una u otra forma, este tipo de dolor en algún momento. Pasar muchas horas delante de un ordenador, malas posturas, cargar pesos, una lesión deportiva, son ejemplos de situaciones cotidianas que pueden desembocar en dolores en el cuello.

Sin embargo, la cervicalgia puede tener también un origen traumático como es un accidente de circulación, provocando lesiones en las partes blandas de la musculatura.

Los síntomas más habituales asociados a esta lesión son el dolor, las cefaleas o mareos, la rigidez y la dificultad para hacer los movimientos del cuello, que están limitados por el dolor.

Para hacer un diagnóstico, además de la exploración del lesionado, es importante acompañarlo de pruebas médicas como radiografías o resonancias.

En el caso de los perjudicados en accidentes de tráfico, una simple “rectificación de la curvatura cervical” es ya un síntoma de que se ha producido una lesión en el cuello, aunque las aseguradoras minimicen el mismo o incluso no lo reconozcan.

El nuevo Baremo de Tráfico perjudica Los lesionados por Cervicalgia

Problemas con la indemnización por accidente de tráfico con cervicalgia

Con el origen histórico en las discusiones con las aseguradoras a la hora de reclamar el pago de una indemnización por cervicalgia, el nuevo Baremo de Tráfico dedica el artículo 135 exclusivamente a este tipo de daños, englobándolos dentro de lo que denomina “traumatismos menores de la columna vertebral”.

En este artículo se recogen una serie de criterios que deben de cumplirse para que una compañía de seguros pague a la víctima una indemnización por lesiones en el cuello.

La realidad es que muchas veces la cervicalgia es un daño leve que se cura bien y que no deja secuelas.

 

Pero en contraposición, en otras ocasiones el perjuicio es mayor y provoca situaciones de incapacidad en la víctima de las que tarda más tiempo en recuperarse, y son estos casos los que más cuesta demostrar a la compañía y conseguir que los paguen.

Los cuatro criterios establecidos en el artículo 135 (exclusión, topográfico, cronológico y de intensidad) se basan fundamentalmente en la necesidad de acreditar a relación causal entre el siniestro y el daño en el cuello, que debe ser demostrado médicamente.

De ellos, dos son los que las aseguradoras argumentan en mayor número de ocasiones para denegar el pago de una indemnización por cervicalgia:

  • Que tiene que haber un diagnóstico médico de la lesión en un plazo máximo de 72 horas desde el accidente, porque de lo contrario se rompería el nexo causal (cronológico)
  • Que los daños materiales sufridos tienen que ser de cierta entidad, porque si son leves no pueden haber provocado lesiones cervicales (Intensidad)

 

¿Cómo repercute esto en las víctimas con una cervicalgia?

  • Primero, que como los síntomas pueden tardar en aparecer, corren el riesgo de demorar la visita al médico y aunque cuenten con un diagnóstico posterior a las 72 horas, la aseguradora se niegue a indemnizarles.
  • Segundo, que tengan daños leves en su vehículo, y la compañía no quiera pagar indemnización utilizando una pericial biomecánica que trate de demostrar que es imposible que el accidente haya provocado lesiones en el cuello.

Reclamación de indemnización por accidente de tráfico con cervicalgia con éxito

Partiendo de la base de que siempre vas a encontrar obstáculos por parte de una compañía de seguros para que te paguen por daños en el cuello, es necesario que sepas lo que hacer y qué necesitas en contraposición a lo que la aseguradora te va a argumentar para no indemnizarte.

¿Qué debes hacer?

  • No conformarte con la negativa de la compañía a pagarte. Muchos casos no son reclamados porque la víctima no sabe que con un buen asesoramiento legal se puede reclamar con garantías la indemnización por cervicalgia.
  • Acudir al Hospital más cercano lo antes posible y siempre en las primeras 72 hora desde el siniestro. Esperar a ver si se pasa el dolor con analgesia es un error, porque los analgésicos mitigan el dolor, pero no curan la lesión.
  • Realizarte pruebas diagnósticas complementarias que objetiven el daño. Lo más recomendable, una resonancia magnética, porque en ocasiones las radiografías no arrojan resultado alguno y es necesario contar con pruebas más específicas que evidencien que hay una lesión en el cuello.
  • Contactar lo antes posible con un despacho de abogados especialista.

Expertos en reclamar indemnización por cervicalgia

Demanda tu Lesión

 En DEMANDA TU LESION sabemos lo importante que es el tiempo en este tipo de reclamaciones.

También que la víctima va a necesitar en muchas ocasiones ayuda para gestionar el tratamiento médico, realizarse las pruebas diagnósticas e incluso contar con una pericial médica que defienda la existencia del daño.

Y por supuesto, existe ya abundante jurisprudencia de nuestros Tribunales que nos ha dado la razón sobre la obligación de la aseguradora de indemnizar por cervicalgia cuando el daño está bien acreditado, incluso aunque los daños materiales hayan sido leves.

Si eres víctima de daños en el cuello, no sabes qué debes hacer, o la aseguradora te niega el pago de tus lesiones, contacta cuanto antes con DEMANDA TU LESION para que nuestros abogados especialistas te asesoren en tu reclamación de indemnización por cervicalgia en accidente de tráfico.