Esguince cervical

¿Tienes que reclamar una indemnización por esguince cervical en accidente de tráfico?

¿Tienes que reclamar una indemnización por esguince cervical en accidente de tráfico?

Por Esguince cervical en accidente de tráfico

Prepárate para pelear con la compañía de seguros, que te va a discutir el pago en la inmensa mayoría de los casos.

Casi todas las víctimas de un accidente de tráfico sufren lesiones en el cuello. Las más habituales e inevitables son las provocadas en los clásicos alcances traseros. Pero también se producen en siniestros de moto, atropellos o colisiones en bicicleta.

Precisamente la habitualidad, y el hecho de que tradicionalmente se entiende que lesiones en el cuello se pueden producir por muchos factores ajenos a un traumatismo, las aseguradoras ponen muchas pegas para reconocerlos, y si los pagan, las ofertas de indemnización son mínimas y casi siempre sin secuelas.

No puede generalizarse porque cada víctima se ve afectada por este tipo de daños de diferente manera, variando mucho tanto el tiempo de curación como las posibles secuelas en cada afectado dependiendo de otros factores como la edad, la complexión física, el sexo o los antecedentes médicos previos al siniestro.  

Dos premisas debes tener en cuenta en una reclamación de indemnización por esguince cervical en accidente de tráfico:

  • Que sin un diagnóstico claro y preciso apoyado por pruebas médicas complementarias es muy difícil que la aseguradora te pague estos daños de manera adecuada.
  • Que la oferta motivada de la compañía nunca se va a corresponder con el daño efectivo que hayas sufrido.

El esguince cervical en accidente de tráfico

Causas & Sintomatología

Desde un punto de vista médico, el esguince cervical consiste en un desgarro o lesión de algún ligamento que une las vértebras cervicales, ocasionado por el movimiento brusco del cuello en un accidente, hacia adelante (aceleración) y hacia atrás (desaceleración).

Lo habitual es que sean golpes que no se esperan, y eso motiva un mayor tirón en la zona, que habría estado más rígida en caso de “prepararse” para una posible colisión que se ve venir.   

La manifestación típica es el dolor en la zona de la nuca, que aparece asociado a otros síntomas como la limitación en los movimientos del cuello, las náuseas y cefaleas, o los mareos, además de hormigueos en los brazos.

En algunos lesionados provoca también cansancio, irritabilidad, y aumento de la sensibilidad al ruido.

Se trata de un daño que en muchas ocasiones no reviste gravedad, y que puede curarse sin dejar secuelas en un plazo razonable de tiempo.

Sin embargo, y dependiendo de su intensidad, puede ser muy incapacitante para la víctima, requerir un periodo de reposo, y dejar algún tipo de secuela tras la curación.

El esguince cervical se clasifica en 5 grados atendiendo a la gravedad del daño causado en el traumatismo:

Grado 1

Mayor intensidad y evidencia de dolor, rigidez y contractura, aunque sin signos físicos de limitación, y suele curar bien con rehabilitación.

Grado 3

El daño ya es importante, tanto por el dolor como por una limitación de movilidad acusada debido a la intensidad de la contractura. Suele ir asociado a pérdida de fuerza y en muchas ocasiones requiere el uso de collarín cervical. A pesar del tratamiento, suele dejar secuelas en la víctima.

abogados

¿En qué afecta esta nueva regulación a la víctima?

-Si se tarda en acudir al médico (más de 72 horas desde el accidente), la compañía de seguros va a denegar el pago de cantidad alguna entendiendo que se ha roto el nexo causal.

-Si los daños materiales en el vehículo son leves (por debajo de los 500 €), la aseguradora tampoco pagará entendiendo que un siniestro de baja intensidad es imposible que haya provocado lesiones cervicales.

El problema para reclamar indemnización por esguince cervical en accidente de tráfico en el nuevo Baremo 2016

Reclamo de Indemnización

Pese a que históricamente las reclamaciones a las compañías de seguros por lesiones cervicales han sido siempre controvertidas y polémicas, la situación se agravó perjudicando a las víctimas con daños en el cuello a raíz de la entrada en vigor del nuevo Baremo de Tráfico en el año 2016.

Las novedades introducidas por la nueva normativa en materia de lesiones en la columna vertebral, afecta a todos los afectados por daños en esta zona corporal, siendo el más común y el que más difícil resulta de reclamar el derivado de traumatismos en el cuello.

El problema radica en que hace falta mucho más que unos informes médicos que diagnostiquen un esguince cervical, porque se trata de una sintomatología que se puede producir por muchos motivos y que tradicionalmente se considera que cura sin mayores consecuencias.

Los obstáculos para reclamar estos casos se han incrementado hasta el punto de que, si no se cumplen los criterios establecidos específicamente en el Baremo para lesiones cervicales, es casi seguro que las aseguradoras ni los van a reconocer, ni los van a pagar.

El Baremo establece estos requisitos en el artículo 135 (exclusión, cronológico, topográfico y de intensidad), relacionados con la necesidad de que exista nexo causal entre siniestro y lesiones, y que se dé una cierta intensidad en el accidente que sea de entidad suficiente como para producir un daño en el cuello.

Reclamamos
indemnizaciones

Cómo reclamar la indemnización por esguince cervical en accidente de tráfico

Informes Médicos

Asegúrate de que los informes médicos recogen el diagnóstico de esguince cervical y el grado del mismo desde el primer momento y hasta el final del tratamiento, incluyendo las secuelas en caso de que las tengas cuando te den el alta médica.

Pruebas complementarias

Refuerza la existencia de la lesión con pruebas complementarias, principalmente una resonancia de cuello que evidencie que, además del dolor asociado, hay un daño real y objetivado en un informe médico.

Saca fotografías

Saca fotografías de los daños materiales, no solo de tu vehículo sino también del contrario. Los coches de hoy están preparados para absorber la fuera de un impacto, pero esto no significa que el ocupante no sufra las consecuencias del mismo en su propio cuerpo.

Despacho de Abogados

Acude cuanto antes a un despacho de abogados especialistas en accidentes de tráfico que te ayuden a gestionar la reclamación desde el principio. 


Derecho a la Indemnización

Demanda tu Lesión

 

En DEMANDA TU LESION conocemos las dificultades añadidas a este tipo de casos, la necesidad de apoyar la reclamación tanto con informes periciales médicos y pruebas complementarias, como apoyándonos en la jurisprudencia de nuestros Tribunales que viene dándonos la razón en procedimientos donde reclamamos el pago derivado de un esguince cervical, y que las compañías no abonaban inicialmente.

Contacta con DEMANDA TU LESION y nuestro departamento específico de abogados expertos en reclamación de indemnizaciones por esguinces cervicales te hará una valoración gratuita y sin compromiso de tu caso.